Bueno, bonito y barato. La magia de la cocción con aserrín

Lograr efectos inesperados, texturas, matices… es sin duda uno de los sueños que perseguimos  -a veces casi tan compulsivamente como un adicto…;) …

Empezamos a investigar y vemos que hay toda una gana de procedimientos y metodologías… desde el Raku, pasando por los esmaltes en alta, los esmaltes salinos, los esmaltes de cenizas, venturina, sangre de buey, celadones, atmósferas reductoras, oxidantes, etc, etc, etc.

En muchos de estos casos notamos que los niveles de complejidad e infraestructura no son de fácil acceso para el neófito o el que está dando sus primeros pasitos en el mundo del barro cocido. Por eso para los que recién comenzamos, experimentar con las quemas alternativas de aserrín y otro tipo de hojarascas resinosas puede ser un basto mundo de exploración y satisfacción artística.

Les dejo un par de ejemplos de cocción con aserrín y otras yerbas.

Ambas muestras fueron primero biscochadas. Luego se les aplicó un óxido de hierro en uno de los casos y un esmalte caramelo en el otro y se las volvió a hornear en el horno eléctrico. Por último se las coció en un horno de aserrín.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s